La verdad sobre la violencia

seguridad

Sam Harris es un filósofo y escritor norteamericano autor de “El fin de la fe” y otros ensayos sobre las religiones. Este polémico artículo publicado en su blog habla sobre la violencia y expone 3 principios básicos para lidiar con ella.

La violencia humana es un tema incómodo que a todos nos cuesta pensar y la mayoría de la gente prefiere evitarlo como si se tratara de un asunto ajeno, exclusivo de la policía o las autoridades. Como si esto fuera poco, circulan muchos mitos -la mayoría de ellos alimentados por el cine y los medios de comunicación- que impiden un enfoque serio sobre la violencia, cómo prevenirla, cómo evitarla y cómo actuar cuando ya es inevitable. Eso es lo interesante del artículo de Harris: tiene mucho realismo y sentido común.

Los reflexiones, conclusiones y consejos volcados aquí se basan en las leyes, estadísticas y tendencias criminales específicas de los EE.UU., por lo que es recomendable hacer una lectura crítica, especialmente de las estrategias sugeridas en el “principio 3”.

——–

La verdad sobre la violencia. Tres principios de auto-defensa

Cuando era adolescente tuve la oportunidad de volar en un helicóptero de la policía sobre una ciudad muy importante de los Estados Unidos. Ingenuamente, pensé que iba a ser una experiencia tranquila. Tal vez no haya delitos entre las 8:00 y las 10:00 de la noche de un sábado. Sin embargo, desde el momento en que estuvimos en el aire, había una emergencia nueva cada quince segundos: disparos… una violación en curso… una persona apuñalada… Era una tras otra. Por supuesto, la impresión que esto me dejó fue, en parte, el resultado de un sesgo de muestreo: estaba escuchando nada más que los informes de incidentes de una ciudad de 4 millones de habitantes. La mayoría de esas personas tal vez nunca se encuentren ante una situación directa de violencia. (Nadie llama a la policía para decir que “Está todo bien”). Sin embargo, me sirvió para descubrir el caos que se escondía en los márgenes de mi rutina diaria. A pocos minutos de donde yo podría estar cenando, se estaban cometiendo violaciones, robos y asesinatos. Read More