Nei Kung de la médula ósea

El nei kung de la médula ósea -también conocido como sue nei kung– es un antiguo y poderoso método que reporta asombrosos beneficios para el cuerpo, la mente y el espíritu.
Antiguamente este era un arte secreto reservado al Emperador y algunos pocos miembros de la corte; una técnica practicada por el monarca para sustentar el espiritu vital, fortalecer el cuerpo y mantener la juventud.

En la actualidad el nei kung de la médula ósea (NKMO) ya no es algo secreto, pero por su alto nivel de exigencia, no todo el mundo está en condiciones de practicarlo.

Origenes del nei kung de la médula ósea
La tradición cuenta que el sue nei kung fue desarrollado por el legendario monje Damo, que llegó a China alrededor del año 527 con el propósito de difundir el budismo. Damo encontró refugio en el templo Shaolin y allí advirtió que los monjes estaban muy débiles y caían enfermos con frecuencia. Entonces, les enseñó esta técnica para que pudieran fortalecer y limpiar su cuerpo y así, alcanzar la Iluminación.

nei kung_medula osea

Beneficios de la práctica
El NKMO no reemplaza a ningún tratamiento médico, pero trae enormes beneficios para el cuerpo, la mente y el espíritu

* La médula ósea es el núcleo de los huesos. Sus células madre se ocupan de fabricar glóbulos rojos y blancos. Con el paso de los años, las funciones de la médula ósea suelen disminuir. La práctica del NKMO ayuda a mejorar su metabolismo, favoreciendo la producción de sangre nueva. Esto significa mejor oxigenación de los tejidos (glóbulos rojos) y fortalecimiento del sistema inmunológico (glóbulos blancos).
* El NKMO aumenta la energía sexual. Además, enseña cómo conservarla y hacerla circular para incrementar la vitalidad.
* El NKMO permite tomar conciencia, controlar y fortalecer los músculos y ligamentos del suelo pélvico. Esto significa una mejor calidad de vida sexual y la posibilidad de prevenir trastornos habituales como enuresis, prolapsos, hernias, etc.
En los varones, el NKMO brinda un mayor control sobre la emisión de semen, ayudando a prevenir y superar la eyaculación precoz y la inflamación de la próstata.
En las mujeres, la autoconciencia y el fortalecimiento del suelo pélvico, en sincronía con la respiración, es un excelente entrenamiento para el parto. Luego de dar a luz, el NKMO permite que la vagina y el útero recuperen su tamaño previo al embarazo.

nei kung_medula osea_02

* El NKMO regula la producción hormonal, lo que tiene un efecto revitalizante a nivel físico y mental, tanto en varones como en mujeres. Físicamente, el practicante experimenta una agradable sensación de vitalidad. Mentalmente, esta práctica aporta lucidez y claridad en el pensamiento, serenidad ante situaciones complejas y un estado de equilibrado optimismo.
* Tiene también un poderoso efecto desintoxicante y ayuda a superar adicciones. Además de limpiar el organismo, también fortalece la voluntad, ayudando al individuo a disolver los esquemas psicológicos que sostienen su adicción
* Fortalece los huesos y el tejido conectivo. La respiración ósea y la limpieza de la médula, permiten que los huesos recuperen su fuerza y flexibilidad. Las técnicas de auto-golpeo fortalecen la piel y el tejido conectivo, lo que hace que el practicante sea más resistente a los golpes y caídas.
* A nivel espiritual el NKMO ayuda a llenar de energía el tan tien superior, también llamado “tercer ojo”. Originalmente, el monje Damo, introductor del budismo zen en China, concibió este método como una herramienta, que si bien fortalecía el cuerpo y la mente, servía a un objetivo superior: el desarrollo espiritual y la iluminación del practicante.

El NKMO pueden practicarlo tanto hombres como mujeres mayores de 18 años. Las clases son particulares y se requiere una entrevista previa para ver si la persona interesada está en condiciones de afrontar las exigencias de la práctica.
Para más información, llamar al 4856 2474

 

 

Share