El mito de las proteínas

Los amigos del Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM) publicaron este artículo sobre las proteínas y el riesgo que implica su exceso. Muy interesante

——–

El mito de las proteínas

En el pasado, alguna gente creía que nunca se podría comer demasiada proteína. A principios de 1900, a los estadounidenses se les dijo que comieran más de 100 gramos de proteína por día. Más recientemente, en la década de 1950, se estimuló a la gente a reforzar su consumo proteico. Hoy en día, algunos libros sobre dietas proponen un elevado consumo proteico para perder peso, aunque los norteamericanos tienden a ingerir el doble de la cantidad de proteína que necesitan. Si bien la gente que sigue esas dietas a veces ha tenido éxito a corto plazo en la pérdida de peso, pocos son conscientes de los riesgos de salud asociados con una dieta alta en proteínas. El exceso de proteína se ha asociado con la osteoporosis, enfermedad renal, cálculos en el tracto urinario y algunos tipos de cáncer.

Los ladrillos de la vida

La gente construye músculo y otras proteínas del cuerpo a partir de aminoácidos, que están dentro de las proteínas que ingieren. Una dieta variada de porotos, lentejas, cereales y verduras contiene todos los aminoácidos esenciales. Alguna vez se creyó que había que comer varios alimentos vegetales juntos para obtener un valor proteínico completo, pero las investigaciones actuales sugieren que este no es el caso. Muchas autoridades de la nutrición, incluyendo la Asociación Dietética Americana, cree que las necesidades proteicas pueden ser satisfechas fácilmente consumiendo una variedad de fuentes de proteína vegetal a lo largo del día. Para obtener el mejor beneficio de la proteína que se consume, es importante ingerir las calorías suficientes para satisfacer las necesidades energéticas del organismo.

El problema del exceso de proteínas

La dieta promedio norteamericana contiene carne y productos lácteos, lo que hace que a menudo tenga demasiadas proteínas. Esto puede ocasionar graves problemas de salud, como por ejemplo:

        Enfermedad Renal: Cuando uno come demasiada proteína, obtiene más nitrógeno del que necesita. Esto ejerce presión sobre los riñones, que deben expulsar el nitrógeno extra a través de la orina. A las personas con enfermedad renal se les recomienda una dieta baja en proteínas. Dicha dieta reduce los niveles excesivos de nitrógeno y también puede ayudar a prevenir la enfermedad renal.

        Cáncer: Todos señalan a las grasas como la sustancia alimenticia que aumenta el riesgo de cáncer, pero la proteína también juega su papel. Las poblaciones que comen carne con regularidad poseen un riesgo mayor de cáncer de colon y los investigadores creen que la grasa, las proteínas, los agentes cancerígenos naturales y la ausencia de fibra en la dieta juegan un papel. El informe de 1997 del Instituto de Investigación del Fondo Mundial para el Cáncer y el Instituto Americano de Investigación del Cáncer, Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer, señaló que la carne y las dietas altas en proteínas se relacionan con algunos tipos de cáncer.

        Cálculos renales y osteoporosis: Las dietas ricas en proteínas de origen animal hacen que las personas excreten más calcio de lo normal a través de sus riñones y esto aumenta el riesgo de osteoporosis. Los países con dietas bajas en proteína poseen tasas inferiores de osteoporosis y fracturas de cadera.

El aumento de la excreción de calcio aumenta el riesgo de cálculos renales. Investigadores ingleses descubrieron que cuando la gente añade unos 140 gramos de pescado (unos 34 gramos de proteína) a una dieta normal, el riesgo de formación de cálculos en las vías urinarias aumenta hasta un 250 por ciento.

Durante mucho tiempo se pensó que los atletas necesitaban mucha más proteína que otras personas. La verdad es que los atletas, incluso los que hacen entrenamiento de fuerza, necesitan sólo un poco más de proteína, que se obtiene fácilmente en las mayores raciones que los atletas necesitan para su consumo calórico mayor. Las dietas vegetarianas son excelentes para los atletas.

Para consumir una dieta que contenga suficiente, pero no demasiada proteína, simplemente reemplace los productos animales por cereales, verduras, legumbres (arvejas, porotos y lentejas) y frutas. Mientras consuma una variedad de alimentos vegetales en cantidad suficiente para mantener un peso adecuado, el cuerpo obtiene suficiente proteína.

…………………………………….

Fuente: http://pcrm.org/health/veginfo/vsk/protein_myth.html
Traducción al español: Daniel Fresno

Share

Deja un comentario