El sol y la vitamina D

sol y vitamina d

La vitamina D cumple un papel muy importante en el ingreso del calcio a los huesos. Cuando hay deficiencia de esta vitamina la persona sufre raquitismo y sus huesos se vuelven frágiles.

¿De qué manera hace su trabajo la vitamina D? En el intestino grueso favorece la absorción del calcio presente en los alimentos. Al mismo tiempo, en el riñón, ayuda a que el calcio circulante en la sangre sea reabsorbido.

El organismo elabora dos tipos de vitamina D; la vitamina D2 y la vitamina D3. Para fabricar esta última, la D3, es indispensable que la persona reciba los rayos del sol de manera regular.

Por eso es tan saludable entrenar al aire libre, no sólo por el oxígeno -fuente de energía fundamental que encontramos en abundancia en los espacios verdes- sino también por la  luz ultravioleta, indispensable para tener huesos fuertes y tan difícil de encontrar en los gimnasios.

Share

Deja un comentario