“Eso no es taichi chuan”

El muchacho de camisa a rayas es alumno de Chen Zhonghua, un maestro de taichi chuan cuya escuela suele recibir desafíos de gente como el señor de camisa roja. El video muestra parte del encuentro y fue subido a la página de Internet de Chen Zhonghua. Allí cuentan que cada vez que el retador se levantaba luego de ser derribado, argumentaba que su oponente estaba “equivocado”.

Suena absurdo, pero esto es algo muy habitual en el taichi chuan. Tal vez sea el único arte marcial en el que hay gente “equivocada” y gente “que tiene razón”. ¿Cuántas veces escuchamos el argumento: “eso no es taichi chuan”? El que dice esto se ubica en el rol de juez. Se supone que es un experto conocedor de los principios del taichi y por lo tanto, sabe distinguir cuando estos principios se aplican y cuando no. Es lo que hace el señor de camisa roja, que parece decir: “Usted me está tirando al suelo una y otra vez, pero lo hace sin aplicar los principios del taichi chuan”.

El taichi chuan es ante todo una práctica, no una filosofía. Los principios del taichi chuan son valiosos y de enorme utilidad para quien quiera profundizar en cualquier arte marcial. Pero no son un dogma; son una guía para la práctica. El señor de camisa roja tal vez debería preguntarse: “si el otro es más chico que yo y se mueve relajado, pero me derriba una y otra vez ¿no seré yo el que está aplicando mal los principios del taichi?”.

———

Autor: Daniel Fresno

Share

Deja un comentario