Estilos internos y externos


Hace unos días, en las redes sociales, alguien me preguntó cuál era la diferencia entre los estilos internos y los externos. Esta fue mi respuesta:

Sabemos que hay estilos internos, porque los comparamos con los externos. De manera que para responder de manera sólida, responsable y sin prejuicios, tendría que conocer más en profundidad los estilos externos. De éstos sólo conozco el karate-do, que practiqué hace cuarenta años. Por eso, debo advertirte que mi respuesta va a ser muy limitada.

1- Los estilos internos conciben el cuerpo, la respiración y la mente como una unidad. Estudian en profundidad la manera de lograr esa integración y cómo generar y emitir energía desde ahí. Por lo tanto, en los estilos internos la parte del cuerpo que entra en contacto con el adversario (palma, puño, codo, rodilla, etc) en realidad está transmitiendo la energía de todo el cuerpo, la respiración y la mente, todo junto. Los estilos externos no tienen esta concepción y tienden a ver al cuerpo como segmentos separados.

2- Los estilos internos desde el comienzo le dan más importancia a la estructura, a la correcta alineación corporal y a la relación entre la mente y esta estructura. Una vez lograda una sólida conexión mente-estructura, se aprende la biomecánica adecuada para generar y emitir la energía. Este aspecto del entrenamiento es invisible. Se siente, pero no se ve, a menos que el observador tenga un ojo entrenado. Los estilos externos, por el contrario, priorizan el trabajo muscular, la velocidad y el aspecto exterior del movimiento, no lo que pasa por dentro. De ahí que los estilos externos sean visualmente tan atractivos.

3- Los estilos internos le dan mucha importancia al desarrollo de la sensibilidad, que es la capacidad de “escuchar” la energía del otro, interpretarla correctamente y responder antes de manera eficaz. Esta idea aparece en los textos clásicos del taichi chuan: “Si el otro no se mueve, yo no me muevo. Si el otro apenas se mueve, yo me muevo antes”.

4- Históricamente los estilos internos están fuertemente ligados a la medicina tradicional china y las prácticas que apuntan a fortalecer la salud. Casi todos los estilos internos tienen su propio entrenamiento energético (chi kung).

Creo que la división entre interno y externo es más clara en el terreno teórico, que en la vida real. En la realidad las fronteras se hacen más borrosas y hay muchas mezclas. Un practicante de un estilo externo, si avanza en su práctica, inevitablemente incorporará elementos de los estilos internos. Y viceversa.

——–

Autor: Daniel Fresno

Share

Deja un comentario