Guardianes de la Pureza

Hacia fines de marzo colgué esta filmación en las redes sociales. Muestra a Yan Taijiwang, jefe de instructores de la escuela de Chen Ziqiang, aplicando algunas técnicas de taichi chuan durante un seminario. Los comentarios que despertó el video fueron variados, pero se pueden resumir en una frase: “eso no es taichi” e inspiraron este texto:
——–

Los Guardianes de la Pureza se pusieron a estudiar la forma de taichi chuan para limpiarla de elementos extraños e impurezas.
-Habría que eliminar las patadas, porque eso es taekwondo –dijo uno.
-También habría que quitar los golpes de puño, porque eso es karate, o peor, boxeo –dijo otro.
-Creo que las barridas y los derribos son técnicas de shuai jiao. Deberían ser eliminadas –sugirió otro.
-Si prestan atención a las ocho energías verán que encierran grandes peligros –alertó uno-. Por ejemplo, cai/arrancar es demasiado brusca. Debería ser eliminada porque conspira contra la relajación y suavidad del taichi chuan.
-Lie/dividir está en la base de todas las palancas y luxaciones, y eso es jiu jitsu –apuntó otro y agregó-. Además, lie/dividir es la base de todos los derribos, y eso es judo.
-No se olviden de zhou/codo. Eso de golpear con el codo es de muay tai –recordó uno.
-Me acabo de dar cuenta de que ji/exprimir es la base de los estrangulamientos -dijo otro-, y eso es jiu jitsu. Habría que dejar de usarla.

De a poco, los Guardianes de la Pureza fueron eliminando todo aquello que les pareció extraño. Y así quedó el taichi: pobre, pero limpito.
——–

Autor: Daniel Fresno

Share

Deja un comentario