Por qué el taichi chuan y el bagua zhang se llaman así

Además de practicar de bagua zhang, Andrew Nugent-Head es también un estudioso y divulgador de la medicina tradicional china y el chi kung.
Este video es parte de su seminario “Desmitificando el Chi” . Seleccionamos este fragmento en el que habla sobre los patriarcas de los dos estilos internos que hoy conocemos como taichi chuanbagua zhang.

Esto es lo que dice Nugent-Head:

Ahora quisiera hablar sobre el taichi. Hoy día, especialmente en California, muchos saben que el “chi” de taichi no tiene nada que ver con el “chi” de chi kung. Pero en otras partes del mundo mucha gente cree que el “chi” al que hace referencia el término taichi es la “energía”. En realidad no tienen nada que ver. Son dos “chi” diferentes; se escriben diferente y significan cosas distintas.

En cuanto al taichi, hay muchas maneras de practicarlo y ustedes pueden hacerlo de la manera que más les guste, pero hay algo importante que deben comprender: el taichi es un arte marcial. El hombre que más hizo para difundir este arte era un tipo enorme, que se paraba frente a todos y decía: “Nadie puede vencerme; soy el hombre más fuerte que hay”. Era efectivamente muy fuerte, con aspecto de jugador de rugby y con un cuello del tamaño de mi pecho. En base a mi experiencia puedo asegurarles que ese cuello del tamaño de mi pecho no lo adquirió haciendo esto… (Andrew ejecuta suaves movimientos de la forma de tai chi).

Ese tipo enorme no se transformó en un filósofo sabio y de larga barba. Por el contrario, era arrogante y recorría el país desafiando a otros luchadores y un día llegó a la capital del Imperio y se presentó allí como el tipo más rudo de toda China.

Tan arrogante era que le dio a su arte marcial el nombre de taichi, ese famoso símbolo en el que interactúan el yin y el yang. De alguna manera estaba diciendo: “soy tan bueno que puedo asociar mi estilo a ese símbolo que representa el principio universal”. “Mi nivel es tan alto que -al igual que el símbolo del taichi- ya no soy ni yin ni yang, sino el equilibrio perfecto de ambos”.

Esto puede cambiar vuestro punto de vista sobre el taichi chuan, que originariamente no era practicado para la salud y esas cosas. Es más, los tipos que lo practicaban no eran conocidos por ser saludables sino por ser grandes y fuertes (…)

Después llegó Dong Hai Chuan, otro tipo enorme de 135 kilos y dos metros de altura, que seguramente dijo: “mi arte se va a llamar bagua”. “El bagua es más que el tai chi, porque además tiene los 8 trigramas alrededor… el bagua supera al tai chi”.

Todos estos personajes eran gente común, con un gran ego, muy buenos en lo suyo, un gran talento y capacidad para las artes marciales, que fueron hasta la capital del Imperio y ahí alcanzaron gran fama y riqueza. Tan importantes fueron que hoy día, nosotros, en la otra punta del planeta, seguimos practicando su arte marcial, tratamos de aprender con algún descendiente de su familia, visitamos la aldea donde nacieron, etc. Pero hay que recordar algo: eran sólo personas.

——–
Traducción al castellano: Daniel Fresno

 

Share

3 thoughts on “Por qué el taichi chuan y el bagua zhang se llaman así

    • Fue un placer hacer este trabajo, Héctor. Nugent-Head tiene un enfoque interesante y desmitificador, pero que debe ser puesto en contexto. Lo que dice en esta charla apunta a equilibrar cierta visión distorsionada pero muy difunidida de los estilos internos, esa en la que hay mucho misticismo y muy poco entrenamiento.
      Aclarado esto, creo que la práctica marcial seria y profunda debe contar con el contrapeso de la práctica espiritual. Ese equilibrio entre lo marcial y lo espiritual es lo que diferencia el arte marcial del deporte de combate. Está todo bien con los deportes de combate, pero a nosotros nos gusta más el arte marcial

  1. En realidad, casi todo estilo externo tenía su arrogancia,debido a las técnicas que lo hacían ver invencible. Pero si hablamos de personajes y maestros, sí hay algunos con filosofía, humildad y buen desarrollo energético y técnico y que tenian humildad y se diferenciaron de otros. Buen artículo

Deja un comentario