Nuestro Taichi Chuan_1

Hay muchas escuelas y maneras distintas de entender el taichi chuan. Todas tienen algo que las caracteriza y que las diferencia de las demás. Hoy, con esta primera nota, quisiera contarte cómo es nuestro taichi chuan, el que aprendimos y el que intentamos divulgar.

Entendemos el taichi chuan como un arte marcial completo que permite el cultivo del cuerpo, la mente y el espíritu.

Cuando decimos que nuestro taichi chuan sirve para cultivar el cuerpo queremos decir que ayuda a fortalecer huesos, tendones-músculos y tejido conectivo; que ayuda a tener articulaciones más resistentes y flexibles; que permite que todas las células reciban más oxígeno, lo que se traduce en una sensación general de fuerza y vitalidad.

Cuando decimos que nuestro taichi chuan sirve para cultivar la mente queremos decir que sabemos cómo entrenar la atención, enfocando la mente y volviéndola más eficaz y a la vez, más relajada. El entrenamiento de la atención lleva a la integración de la mente con el cuerpo, que empiezan a funcionar en unidad y armonía. Este matrimonio entre mente y cuerpo es la base, el punto de partida, del cultivo espiritual.

Creemos que el cultivo espiritual no es algo oculto y misterioso, pero sólo es posible practicando junto a un maestro. El cultivo espiritual sólo es posible asistiendo a clase, enfrentando problemas y resolviéndolos bajo la orientación cotidiana del maestro. Por eso no creemos en los seminarios ni en el turismo marcial. Aprendimos de un maestro que nos enseñó de manera formal, corrigiéndonos, dándonos consejos que nos permitieron superar limitaciones, indicándonos tareas a realizar, pero que también nos enseñó sin palabras, con su ejemplo cotidiano. Así aprendimos el arte marcial y también una ética y una filosofía de vida. Queremos enseñar de la misma manera.

(continuará…)
——–
Autor: Daniel Fresno

Share

Deja un comentario