Nuestro Taichi Chuan_3

Sigo contándote cuáles son las características de nuestro taichi chuan.

En nuestra escuela le damos mucha importancia a la estructura y a la correcta alineación de todo el cuerpo. Habrás oído hablar de que en taichi chuan es importante la relajación. La relajación en taichi chuan no significa ausencia de tensión muscular; significa usar la mínima tensión necesaria para aplicar la técnica de manera eficaz. La mejor manera de ahorrar tensión muscular es alineando correctamente los diferentes segmentos del cuerpo para que el trabajo pesado quede a cargo de los huesos y los ligamentos. Los antiguos maestros le decían a esto “poder interno” o “conexión interna”. Llamamos a esto tener una buena estructura.

¿Por qué es importante la estructura?

Desde el punto de vista de la salud, una buena estructura, significa tener una buena postura. El estilo de vida moderno, caracterizado por el sedentarismo y largas jornadas frente a la computadora, genera malos hábitos posturales, que provocan contracturas musculares, dolores crónicos y enfermedades diversas. Reconocer los malos hábitos posturales y aprender a construir una postura correcta y flexible ayuda a prevenir un sinfin de dolencias y también evita las lesiones durante la práctica. Por eso, una postura correcta mantiene lejos al médico, al farmacéutico, al kinesiólogo y mejora la calidad de vida.

Además, una buena postura -aunque no lo creas- ayuda a mejorar nuestra seguridad. Los delincuentes conocen muy bien el lenguaje corporal y son capaces de detectar en la calle a una presa fácil. Dejan pasar a las personas que tienen una postura erguida, paso firme y mirada despierta y atacan a las que tienen la columna encorvada, caminan con paso corto o vacilante y están distraídas. Mostrar una buena postura en la calle mantiene lejos de los depredadores.

Desde el punto de vista marcial, la estructura es importante porque permite que la energía se transmita de manera eficaz y segura. Tener músculos fuertes no sirve de mucho si la estructura no es sólida y flexible. La metáfora del bote y el cañón sirve para ilustrar este concepto. Imagina un poderoso cañón montado sobre un botecito de madera. El cañón es la potencia, el bote es la estructura. Al producirse el disparo, el botecito se hará pedazos con el retroceso y el cañón terminará en el fondo del mar.

Podemos crear una estructura fuerte y sólida practicando chan chuang, tan lien, fortaleciendo los músculos de la zona media y practicando tui shou.

(continuará…)

——–
Autor: Daniel Fresno

Deja un comentario