¿Qué podemos hacer? Parte 1

por Daniel Fresno

En el encuentro anterior hablamos sobre la necesidad de llevar a la práctica el amor y la compasión, como la única manera de torcer el rumbo auto-destructivo de la humanidad. Lógicamente muchos se preguntarán, más allá de las palabras bonitas ¿qué podemos hacer en la vida cotidiana para desplegar el amor y la compasión?
Aquí van algunas propuestas…

Proteger la vida

Sabemos que la pérdida de la vida genera enorme sufrimiento, tanto en el que sabe que va a perderla, como en sus seres queridos. Proteger la vida es una manera contundente de practicar el amor y la compasión. ¿Qué podemos hacer?

Podemos educarnos y aprender todo lo necesario para proteger la propia vida y la de los demás seres humanos, animales y del ecosistema. Nuestra práctica, por ejemplo, apunta a eso. A través del entrenamiento de cuerpo y mente nos mantemos sanos y vitales. Si además aprendemos el arte marcial, tendremos herramientas adicionales para proteger nuestra vida y la de otros.

Pero la tarea no termina en nosotros. Al sostener esta práctica en el tiempo, al cultivar los Seis Remedios Milagrosos, inevitablemente nuestra vida cambiará de manera positiva y eso inspirará a las personas que nos rodean. De manera que no solo nos beneficiamos nosotros, sino que también ejercemos una influencia positiva sobre los demás.

No se trata de convencer o pontificar: «Deberías hacer esto o aquello» o de señalar con el dedo: «Deberías dejar de hacer esto o aquello». Simplemente, a través de la práctica disciplinada, paciente y conciente, nos convertiremos en ejemplo del cambio que queremos ver en el mundo. Al vernos mejor, los más cercanos nos preguntarán qué hicimos y ahí podremos explicar los detalles de esta práctica. Como decía Einstein, la única manera de influir sobre los demás es a través del ejemplo.

Además de proteger la vida y no matar, también es importante no realizar ni apoyar actividades que conduzcan a la destrucción de seres humanos, animales o ecosistemas. Es importante no cultivar ni apoyar ideas que proponen la eliminación de otras personas. Es importante no festejar la muerte de otros, especialmente la de aquellos que creemos que están en nuestras antípodas.

Esto que digo puede parecer una obviedad, pero si se ponen a analizar las ideas que circulan en las redes y los medios, se sorprenderán al descubrir cuántas personas prestigiosas sostienen que la solución a los problemas de la sociedad consiste en eliminar a otras personas, como un médico propone erradicar un tumor. Este tipo de pensamiento violento es el que alimenta los genocidios y las guerras civiles.

Si no podés llevar a la práctica estas propuestas, apoyá a quienes sí lo hacen.

Dinero, poder y recursos

Otra área en la que podemos desplegar el amor y la compasión es la de los recursos. Es importante conocer los recursos con que contamos -tiempo, energía, dinero, poder- y ser concientes de que éstos pueden usarse para generar bienestar y alegría o para generar sufrimiento, injusticia y opresión. ¿Qué podemos hacer?

Podemos educarnos y aprender formas de trabajo y de generación de riqueza que aporten bienestar y armonía a todos los seres vivos y al ecosistema.

Podemos ser generosos con nuestros recursos y compartirlos con quienes realmente lo merecen. Podemos donar dinero. Podemos donar energía y tiempo a través del trabajo voluntario (*). Podemos usar nuestro poder o influencia para ayudar a quién se lo merece. Todo esto respecto a los recursos propios.

Respecto a los recursos ajenos, es importante no robar ni tomar lo que es de otros. Pero también es importante no permitir que la propiedad, la fuerza y el poder sean usados para cometer injusticias, oprimir o provocar sufrimiento a seres humanos o animales.

La propiedad pública es fruto del esfuerzo de varias generaciones. Es importante cuidarla, ayudar a mantenerla y no apoyar iniciativas que apunten a destruirla.

Si no podés llevar a la práctica estas propuestas, apoyá a quienes sí lo hacen.

Sexualidad

La energía sexual encierra un enorme poder y exige una conducta responsable. Puede generar vida y conducir a una conexión sublime con el otro, pero también puede provocar enfermedad, ruptura de vínculos.y toda clase de sufrimientos. ¿Qué podemos hacer?

Podemos educarnos y aprender lo necesario para que la actividad sexual sea segura y no ponga en riesgo la salud propia y la ajena. Podemos entrenar la mente para no actuar de manera compulsiva bajo la influencia de nuestros impulsos sexuales. Podemos aprender a cultivar y refinar la energía sexual para enriquecer el vínculo con nuestra pareja, para potenciar nuestra vitalidad y capacidad creativa. Podemos aprender a poner el enorme potencial de la energía sexual al servicio del cultivo espiritual.

Es importante evitar las relaciones sexuales cuando la conciencia se encuentra alterada por drogas o alcohol, cuando no hay un vínculo amoroso y cuando no hay un compromiso a largo plazo. Es importante controlar nuestra energía sexual para ser capaces de respetar los compromisos asumidos y para no poner en riesgo los compromisos asumidos por otros.

Es importante hacer todo lo posible para desactivar el sentido común que concibe la actividad sexual como una herramienta de conquista, control y sometimiento.

Es importante hacer todo lo posible para proteger a los niños del abuso sexual y de su hiper-sexualización en los medios de comunicación. Es importante hacer todo lo posible para evitar que las familias se rompan como consecuencia de una conducta sexual incorrecta.

Si no podés llevar a la práctica estas propuestas, apoyá a quienes sí lo hacen.

En próximos encuentros vamos a seguir con el tema.

Gracias por escuchar

——

(*) Estas son algunas instituciones de ayuda solidaria que aceptan donaciones de dinero y trabajo voluntario:

Red Solidaria
Fundación Sí
Parroquia Cristo Obrero, en Villa 31. Alejandra Losada 11. TE: 3047 2504
No tan distintas. Mujeres en situación de vulnerabilidad social
Acción para Personas en Situación de Calle
Servicio de Voluntarias del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez
Fundación de Caridad Budista Tzu Chi en Argentina
Amigos en el Camino
Cáritas Argentina
Sumando Solidaridad. Ayuda a escuelas de frontera.