Salven a la Testosterona

testosterona

¿Qué es la testosterona y para qué sirve?

La testosterona (T) es una hormona, un “mensajero químico” que hace que determinadas células realicen ciertas tareas. Las tareas que la T encarga son variadas, por ejemplo, fabricar más fibras musculares, eliminar los excesos de grasa corporal, aumentar la densidad de los huesos, etc.

Los varones fabricamos testosterona en los testículos y las mujeres, en los ovarios. También se produce T en las glándulas suprarrenales de ambos sexos.

Es la hormona de la fuerza física, mental y espiritual. Estimula la formación de tejido muscular y fortalece los huesos, además de prevenir la osteoporosis. Cuando los niveles de testosterona son normales, la persona se siente llena de energía.

A nivel cerebral, la testosterona genera una mente despierta, positiva y enérgica. Favorece la actividad cognitiva, la memoria, la autoestima y estimula la líbido. La T ayuda a prevenir estados depresivos, tumores, demencia y el mal de Alzheimer.

Dos virtudes más de la testosterona: incrementa la voluntad de sobreponerse a los fracasos o resultados no satisfactorios y potencia la atención y la concentración, por lo que también juega un papel importante en el cultivo espiritual. Esto ya lo sabían los místicos que siglos atrás desarrollaron las técnicas de sue nei kung, como herramienta para lograr la Iluminación.

¿Por qué hoy producimos menos testosterona?

Como las demás variables fisiológicas, el organismo funciona bien cuando los niveles de testosterona son normales; cualquier exceso o falta provoca desequilibrios que afectan la salud.

Estudios médicos recientes revelan que la producción de testosterona está disminuyendo. Los hombres de hoy producen menos T que sus abuelos.

Los resultados de esta escasez de testosterona están a la vista: cada vez hay más obesidad, fatiga, alta presión sanguínea, ateroesclerosis, depresión, ataques de pánico y falta de concentración, todos síntomas de niveles bajos de testosterona.

Hace poco publicamos un artículo sobre el aumento en los niveles de estrógenos, consecuencia de los cambios ambientales y socio culturales operados en los últimos años. La caída en la producción de testosterona también se debe a factores ambientales y sociales, como por ejemplo:

-El estrés
-El aire contaminado y los malos hábitos respiratorios
-Los malos hábitos alimentarios y de sueño
-El sedentarismo

¿Cómo mantener niveles normales de testosterona de manera natural?

Es muy difícil cambiar los hábitos contaminantes y auto-destructivos de la sociedad moderna, pero sí podemos modificar nuestros hábitos personales, reemplazando las malas costumbres por otras más saludables.

1. Meditar y practicar tai chi chuan. Está científicamente demostrado que la meditación y el tai chi chuan ayudan a reducir el estrés (ver nota), uno de los factores que más inciden en la caída de los niveles de T.

2. Descansar. Es fundamental dormir al menos 7 a 8 horas diarias, preferentemente por la noche.

3. Consumir grasas saludables. La testosterona se sintetiza a partir del colesterol. Por lo tanto, es muy importante ingerir grasas saludables, como por ejemplo:

-Aceite de oliva (virgen, prensado en frío)

-Palta (persea americana, aguacate, guacamole)

-Coco

-Semillas: girasol, sésamo, lino, zapallo

-Frutos secos: nueces, almendras, castañas de cajú, castañas de pará, avellanas, pistachos.

4. Levantar peso. El entrenamiento con sobrecarga estimula la producción de T. Conviene realizar ejercicios compuestos, en los que trabajan grandes grupos musculares, en lugar de enfocarse en grupos musculares aislados. En ese sentido, el Entrenamiento Fusión es una excelente opción.

Hay que encontrar el equilibrio justo en la intensidad del entrenamiento: no debe ser demasiado liviano, pero tampoco demasiado intenso.

4. Evitar alcohol, azúcares refinados, tabaco y marihuana. Todas estas sustancias tiran abajo los niveles de testosterona. Las bebidas alcohólicas, no sólo afectan los niveles de T, también reducen la producción de hormona de crecimiento y aumentan la producción de estrógenos.

5. Sue Nei Kung. Este antiguo método de chi kung es la manera más rápida y efectiva de potenciar la producción de testosterona, en forma natural. (Ver más)

———————-

Autor: Daniel Fresno

 

Deja un comentario