Tui Shou y San Shou

Tui shou significa “manos que empujan” y es una práctica en pareja típica del tai chi chuan y otras artes marciales de la familia interna. Existen varios tipos de tui shou, que a su vez tienen diferentes niveles de complejidad.
Dependiendo de la movilidad, está el tui shou fijo, en el que no está permitido mover los pies, y el tui shou móvil, en el que está permitido desplazarse.
Dependiendo de la libertad de movimiento, existe el tui shou pautado, en el que se repite un patrón de movimiento, y el tui shou libre, en el que los participantes pueden moverse espontáneamente.

Al principio, se practica tui shou fijo pautado y más adelante, el tui shou fijo libre. En esta etapa se busca desarrollar los siguientes atributos: técnica, sensibilidad, raíz, continuidad y adherencia. Cuando el practicante logró un buen dominio de estos atributos puede empezar a practicar tui shou móvil.

Dependiendo de las técnicas a aplicar, el tui shou libre tiene varios niveles de complejidad. En el nivel más básico se utilizan técnicas de empuje, tirón, agarre y torsión en las que el objetivo es expulsar al otro del círculo de práctica.

Subiendo de nivel, se incorporan las técnicas de derribo. A partir de este nivel, llamamos a esta práctica san shou. En el siguiente nivel se suman las técnicas de chin na, es decir, retenciones, palancas y estrangulaciones. En el  nivel más avanzado de san shou se suman los golpes de palma, puño, codo, hombro, cadera, rodilla, pie y cabeza.




Deja un comentario