Poner a prueba la estructura

Durante la clase de taichi chuan le mostré a una alumna la aplicación de una técnica de la forma. Ella dijo:

-No me imaginé que la técnica se usara de esa manera. Experimentarla “en carne propia” me sirvió para entender el sentido del movimiento. Pero además, al estar sometida a diferentes fuerzas, me di cuenta del enorme valor de ciertos aspectos técnicos que vos nos indicás, pero que recién ahora puedo comprobar de manera experimental. En la práctica individual ¿hay alguna manera de practicar los movimientos pero experimentando las fuerzas involucradas en ellos?

-Al hacer la forma o el tan lien enfrentamos únicamente la fuerza de gravedad y la densidad del aire -dije-. Esa práctica es muy valiosa y es fundamental porque permite desarrollar una correcta estructura corporal y comprender los mecanismos de acumulación y emisión de energía. Pero una vez completada esta etapa, conviene poner a prueba lo aprendido enfrentando otras fuerzas. Por eso es tan bueno el trabajo en pareja. La otra persona desafía la solidez de nuestro enraizamiento y la fortaleza de nuestra estructura. Ahí se deshacen todas las fantasías y se abre la posibilidad de mejorar la propia técnica.

-Si no tenemos otra persona para practicar, se pueden usar diferentes herramientas. Para practicar golpes, sugiero usar objetos que puedan absorber parte de la energía que emitimos, como una bolsa, makiwara o un árbol no muy grueso (ver video). Si golpeamos una pared o un árbol demasiado robusto, toda la energía del golpe rebotará hacia nosotros y puede afectar nuestra salud.

-Si queremos ampujar, tirar, desarrollar enraizamiento dinámico y aprender a lidiar con fuerzas rotacionales, podemos usar elásticos. Bien realizados, los ejercicios con elástico ayudan a fortalecer el tan tien (zona media – nùcleo) y la conexión de la parte alta del cuerpo con las piernas y caderas. Todo esto es muy útil para luego aplicarlo al tui shou y san shou. Hay muchas opciones interesantes y divertidas de practicar con elásticos. El video muestra solo cuatro.

-Ademàs, al tener que lidiar con la fuerza del otro, me di cuenta de lo importantes que son las piernas -dijo la alumna.

-Tal cual. Para el observador inexperto el taichi chuan es una serie de movimientos de brazos y manos, pero en realidad lo más importante está ocurriendo en la zona media y en las piernas. Siempre decimos que las piernas y el tan tien (zona media o núcleo) deben ser fuertes y pesados, mientras que los miembros superiores deben ser flexibles y livianos. En las piernas y el tan tien están los cimientos de nuestro taichi. Esa es la naturaleza de los cimientos: no se ven y tampoco llaman la atención, pero sostienen todo.

-Gracias por escuchar.

——–
Autor: Daniel Fresno