Por qué el Taichi Chuan es tan bueno para usted como el CrossFit

Bajo este provocador título, Time publicó un interesante artículo de Markham Heid, sobre los enormes aportes del taichi chuan a la salud del cuerpo y la mente descubiertos por la ciencia.
——–

Probablemente hayas visto grupos de personas practicando taichi en un parque, así que tienes una idea de qué se trata. Movimientos lentos y atentos. Sin pesas. Baja intensidad. La práctica combina aspectos de la antigua medicina china, la filosofía y las artes marciales, y es la antítesis de la mayoría de los ejercicios modernos que hacen hincapié en la actividad rápida y vigorosa.

De hecho, ciertas partes del taichi tienen miles de años. Pero aunque el taichi puede parecer banal, incluso aburrido para algunos, los expertos que lo han estudiado dicen que sus beneficios son enormes y difíciles de exagerar. 

El taichi es un ejercicio ampliamente investigado, con aportes a la salud que van desde mejores mediciones de presión arterial a una mente más ágil. “Hemos visto una mejor inmunidad ante los virus y una mejor respuesta de las vacunas entre las personas que practicaban el taichi”, dice el Dr. Michael Irwin, profesor de ciencias del comportamiento y director del Mindful Awareness Research Center en Universidad de California (UCLA). Durante los últimos 15 años, Irwin ha publicado más de una docena de estudios que relacionan el taichi con índices más bajos de insomnio, depresión, enfermedad e inflamación. 

Los resultados se sostienen en comparación con otros tipos de ejercicio más extenuantes. “Con el tiempo, vemos que las personas que hacen taichi alcanzan niveles similares de aptitud física, como aquellos que caminan o hacen otras formas de terapia física”, dice Irwin. Un estudio en el American Journal of Epidemiology concluyó que el taichi era casi tan efectivo como el jogging para reducir el riesgo de muerte entre los varones. Otro estudio publicado en PLOS One reveló que la práctica puede mejorar la condición física y la resistencia del corazón y los pulmones, incluso en adultos sanos. 

Parte de eso se debe a los efectos sedantes del taichi sobre el sistema nervioso simpático (SNS), que tiende a activarse cuando una persona está bajo estrés. Al igual que el ejercicio aeróbico, el taichi parece aumentar las hormonas y las mediciones del ritmo cardíaco relacionadas con una actividad SNS más baja, lo que podría explicar en parte sus vínculos con corazones y pulmones más fuertes, dice Irwin. 

Pero, ¿cómo podría semejante ejercicio de baja intensidad -algo que involucra movimientos con nombres como “manos en la nube” y “la grulla despliega sus alas” – ofrecer este tipo de ventajas de acondicionamiento físico?

“Una de las cosas más sorprendentes que encontramos es que los impactos fisiológicos (del taichi) no se pueden explicar por su componente de actividad física”, dice Irwin. Es la cualidad meditativa y atenta del taichi lo que lo hace tan atractivo, y eso puede explicar los amplios beneficios que brinda su práctica. 

“Lo considero meditación en movimiento”, dice el Dr. Peter Wayne, director de investigación del Centro Osher para Medicina Integrativa de la Facultad de Medicina de Harvard. (Es autor de The Harvard Medical School Guide to Taichi, en la que hace referencia a más de 600 trabajos académicos sobre los beneficios del taichi para la salud.)  “Brinda todas las ventajas cognitivas que se pueden obtener con la meditación: claridad mental, concentración, pensamiento positivo y menor estrés, pero también se está haciendo ejercicio físico”. 

Las personas que tienen dificultad para meditar sentadas pueden encontrar en el taichi una forma más accesible para entrenar la atención plena. “Dirigir la atención al cuerpo y sincronizar los movimientos de las manos con equilibrio y flexibilidad es más fácil para muchas personas que sentarse y el enfocarse en la respiración”, dice Irwin.

El taichi puede ser especialmente saludable para adultos mayores o enfermos que no pueden realizar formas más vigorosas de actividad física. Entre estos grupos, la práctica se asocia con un mejor equilibrio y movilidad, menor riesgo de caídas y mejores tiempos de reacción, dice Wayne. Un estudio del Journal of Rheumatology relacionó al taichi con la reducción del dolor y la rigidez entre las personas con artritis. También puede mejorar la función renal y cardíaca, según otro estudio publicado en el Journal of Physical Therapy Science. 

Pero tal vez la razón más convincente para probar el taichi es su capacidad para fortalecer las conexiones entre la mente y el cuerpo, lo que puede ayudar a transitar por la vida con mayor conciencia y placer. “Es posible que disfrutes del ejercicio más de lo que lo hacías antes porque eres más consciente de tu cuerpo”, dice Wayne.  “O puedes evitar lesiones y caídas debido a la conciencia del cuerpo”. Es un aspecto raro del ejercicio. A diferencia de casi todas las demás formas de actividad física, el taichi requiere concentración, lo cual es fundamental para sus beneficios meditativos. “Incluso con el yoga, puedes hacerlo y tener tu mente en otro lugar”, dice Irwin. “Es muy difícil hacer taichi y no estar presente”.

——–
Autor: Markham Heid
Fuente: http://time.com/4758683/tai-chi-exercise/
Traducción al castellano: Daniel Fresno